TAREAS PARA EL CURSO QUE COMIENZA



«(…) Nuestra tarea se debería encaminar, por todo, hacia, de un lado, perfeccionar las reglas de equidad que nos permitan, venciendo los caprichos de las loterías naturales y sociales, estar en igual posición de partida ante los infinitos proyectos de vida posibles; de otro lado, articular nuevas arquitecturas sociales, políticas y económicas que limiten los efectos desiguales fruto de decisiones no realmente queridas ni libres, de tal modo, que se tutelen valores comunitarios que sólo son posible en tanto que como ciudadanos compartamos semejantes circunstancias, problemas e inquietudes. La desigualdad nos separa y nos aísla. Nos ensimisma.
La desigualdad, aun la que es fruto del aparente azar o las malas decisiones (¿realmente queridas? ¿Realmente conocidas?) nos vuelve extraños en una misma casa que, a cada día, deja de ser común (…)».


[Extractado de las conclusiones del trabajo «Las afueras: anotaciones en los márgenes de la Justicia»]


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin